Saltar al contenido

Aceites y Lubricantes

¿Qué es el lubricante?

Los lubricantes sexuales son geles que empleamos en los momentos íntimos. Su función es hacer que nuestro aparato reproductor (pene, vagina o ano) se encuentre más húmedo para que la penetración resulte más suave y fácil, con el fin de conseguir un encuentro sexual más placentero.

¿Qué tipo de lubricantes hay?

Existen tres tipos de lubricantes: los fabricados a base de agua, lubricantes con base de silicona y otros a base de aceite. Saber comprar el adecuado es algo muy importante para mejorar la experiencia sexual y evitar molestias que podamos sentir.

La mayoría de los lubricantes íntimos no manchan, podemos limpiarlos fácilmente y sol insípidos –excepto los de sabores–. A continuación detallamos todos los tipos de lubricantes que hay, pero si tienes dudas, puedes consultar en una farmacia o tienda especializada.

Qué lubricante es mejor para mí?

Lubricantes con base de agua

Son los que se componen principalmente de agua. Esto hace que sean de consistencia más líquida que los que están elaborados de silicona o aceite. Pero también tienen el inconveniente de que son absorbidos por la piel mucho antes, por lo que quizá necesitarás usar mas cantidad durante el coito. Si usas preservativos, este tipo de lubricante es el mas indicado, puesto que no deteriora el látex. También son los mejores para tener sexo vaginal y para usarlo con juguetes sexuales, ya que usar los juguetes con lubricantes hechos con silicona puede estropearlos al estar fabricados con el mismo material.

Lubricantes sexuales con base de silicona

Los lubricantes hechos con base de silicona se caracterizan por su mayor duración. Son algo más espesos que los de base acuosa por lo que puede que no sea necesario volver a aplicarlos. Esta cualidad hace que sean idóneos para practicar sexo anal o para disfrutar del placer dentro del agua; eso sí, si vas a usar preservativo, recuerda que su colocación debe ser en seco.

Lubricantes sexuales con base de aceite

Los geles lubricantes con base oleosa son aptos para tener sexo en el agua sin protección, o para la masturbación, pero este tipo es de los menos usados. Esto se debe a que no pueden utilizarse con preservativo, por qué su composición podría deteriorar el látex.

Para hacer de tu experiencia sexual más cómoda y placentera, usa los mejores lubricantes recomendados. Aquí encontrarás los más conocidos y muchos de ellos de sabores 😛