Saltar al contenido

Juguetes sexuales para Ella

Sexualidad femenina: habla de tus necesidades.

La salud sexual de las mujeres, al igual que la de los hombres, es importante para el bienestar físico y emocional en general. Una vida sexual satisfactoria mejora la calidad del sueño y reduce el estrés. Pero es verdad, que lograr una vida sexual saludable y satisfactoria no ocurre por arte de magia; requiere autorreflexión y comunicación sincera con tu pareja. Hay que liberar los mitos de hablar acerca de ello.

Mucha gente cree que la actividad sexual está motivada por el deseo físico, lo cual provoca excitación sexual, para acabar con el orgasmo. Esto puede ser cierto para muchos hombres, pero no necesariamente lo es para las mujeres. Muchas mujeres tienen diversos estímulos y diversas motivaciones que les provocan excitación y deseo sexual, pero también tienen distintos factores que disminuyen el deseo.

Falta de deseo sexual: aumentar la libido

El deseo físico no es la motivación principal para tener relaciones sexuales.

El significado de la satisfacción sexual cambia de una persona a otra. Por ejemplo, algunas mujeres dicen que el placer de la excitación sexual es suficiente, mientras otras buscan el orgasmo. También es cierto que hoy en día las mujeres disfrutan más de darse placer a sí mismas. La diversidad de juguetes sexuales de hoy en día, facilita la inquietud que se siente de probar cosas nuevas.

No siempre es fácil hablar de tus deseos sexuales, pero está claro que todavía a día de hoy, aun no pueden leerte la mente. Hablar de tus experiencias sexuales puede hacer que te conozcan mejor.

  • Si te sientes mal, háblalo. Habla abiertamente de tus inquietudes y dudas y verás que cuando empieces a hablar tu comodidad y confianza aumentarán.
  • Habla con regularidad del tema, haz de las conversaciones sobre sexualidad y experiencias algo normal.
  • Usa libros o películas. Si te ayuda a entablar conversación, dale a tu pareja artículos de salud sexual femenina o inquietudes que te surjan a ti respecto al tema. También puedes acudir a vídeos o películas para comentar lo que te inquieta.
  • Cuando hables intenta ser específica, ve al grano del asunto.
  • Placer. ¿Qué cosas brindan placer mutuo e individual? Mantén una actitud abierta y escucha los deseos de tu pareja y negocia las diferencias ( si uno de los no se siente cómodo con lo que quiere el otro). Habla acerca de los límites de las actividades sexuales que te hacen sentir incómoda.
  • Rutina. ¿El sexo se ha vuelto demasiado rutinario o predecible? ¿Qué cambios puedo hacer? Explora diferentes momentos para tener relaciones sexuales o intenta nuevas técnicas. Considera incluir masajes sensuales, la auto estimulación, el sexo oral o el uso de un vibrador, según lo que te interese. Habla acerca de lo que te gusta, lo que no te gusta y las cosas que te gustaría probar.
  • Intimidad emocional. El sexo es más que un acto físico. Ten en cuenta que también es una oportunidad para conectar emocionalmente. Intentad eliminar la presión respecto al acto sexual o de alcanzar el orgasmo. Disfrutad de tocaros y besaros. El sexo es mucho más que la penetración. Un abrazo y un buen beso, a veces dicen mucho más.